17/2/15

10 series de dibujos animados que nunca olvidaremos

¿Os acordáis de cuando veíamos los dibujos animados los fines de semana después del telediario en la televisión pública? ¿De cuando las cadenas, por la tarde, en vez de culebrones y programas del corazón, emitía programas infantiles? ¿De cuando los dibujos se acompañaban de inolvidables canciones? ¿De cuando las series para niños eran más educativas?

Confesad, ¿cuáles eran vuestras favoritas? He aquí las mías:

1. Oliver y Benji. ¡Cómo no! Nadie como ellos para mantenerte en vilo durante una semana entera sobre un penalti. Cuántos jugones, y cuántas jugadas ensayadas. Y, aunque Mark Lenders era el enemigo, no vamos a negar que con su situación personal, su dedicación, su calidad y su tez morena nos gustaba a todas, :).... La mejor serie entre las mejores. 


2. Los caballeros del Zodiaco. Recuerdo que era la favorita de mi hermano y era una de las imprescindibles en nuestra casa. Una serie manga de guerreros que luchan al lado de los dioses para vencer al Mal. Cada guerrero tenía un poder, o una energía especial que les ayudaban. No estaría mal recuperarla hoy en día...


3. La vuelta al mundo de Willy Fog. Cuando digo que los dibujos de nuestra época eran altamente educativos hablo de que directamente nos remitían a grandes obras de la literatura, como esta serie de producción nacional basada en La vuelta al Mundo en 80 días de Julio Verne. Y a ver quién de nuestra generación no se pegaba a la televisión cada fin de semana para saber si Willy Fogg y sus amigos (con el simpático Tico entre ellos) llegaban a tiempo o no... ¡Y qué gran banda sonora! Sílbame...


4. Los Trotamusicos. Una de mis favoritas, sin duda. Me encantaban las historias de estos cuatro animales músicos en Bremen y alrededores. Está basada en el cuento de los hermanos Grimm Los músicos de Bremen. Me costó mucho desterrar mi viejo estuche del colegio con el dibujo de Lupo, Tonto, Koki y Burlón...


5. Los fruitis. "Somos fruitis, dulces y ricos y verdes vegetales..." Divertida serie basada en un mundo de frutas donde también había una niña y unos monos muy malos. Los mejores, Mochilo y Pincho. 


6. Los mosqueperros. Otra gran adaptación de un clásico de la literatura. Todos conocemos la historia de d'Artagnan, Aramis, Porthos y Athos gracias a esta serie, aunque aquí los mosqueteros se llaman Amis, Dogos y Pontos.  


7. Delfy y sus amigos. Esta es otra de esas series que se emitían los fines de semana después del telediario... Delfy (nuestro fiel amigo) era un delfín que junto a sus amigos vigilaba que la vida bajo del mar fuera lo más divertida y placentera posible, intentando salvar a las especies más desfavorecidas de los malos malísimos (un buitre y un tiburón).


8. Dragoi bola / Bola de Dragon. Mítica donde las haya. Podríamos afirmar que marcó una época o una generación entera, creando un fábrica de frikis en potencia. Serie internacional pero que mucho mejor verla en euskera. ¿Quién no ha cantado alguna vez Goazen lagunok, amets betean...?


9. Ninja Dortoka / Las tortugas ninja. Otro clásico de nuestra infancia, visionada -mayormente- en euskera, aunque también en castellano y gallego (As tartarugas mutantes). Mi favorito iba a ser Leonardo hasta que alguien (no quiero nombrar a nadie) me dijo que no podíamos tener el mismo favorito; así que me quedé con Michelangelo, que a la larga resultó ser el que más 'molaba', con sus nunchakus y porque era el más divertido. Por cierto, es pensar en las Tortugas Ninja y entrarme ganas de comerme una pizza... ¿Por qué será? 


10. Érase una vez... la vida. Una obra de arte que deberíamos guardar y enseñar a las siguientes generaciones. Una manera divertidísima de aprender sobre el cuerpo humano, aunque también adaptaron el formato para enseñarnos Historia, Ciencia, el Espacio, las Américas... Aunque la más exitosa fue sobre la que trataba de cuerpo humano, una serie inolvidable. 


En fin, que me dejo muchas pero esas fueron mis favoritas. Pero cómo olvidarme de Calimero, Doraemon, Chip y Chop, David el Gnomo, Inspector Gadget, Sergio y Juana, y un largo etcétera. 

2 comentarios:

Ibón dijo...

Qué grande, nostalgia en estado puro. La mayoria de las series que pones han sido, junto a Mortadelo y Filemón, pilares de mi infancia, solo añadiría los Power Rangers, que aunque no son dibujos como tal,l y si ahora pillo un capítulo me parece la mayor cutrez del mundo, me tuvieron horas y horas pegado a la tele.

P.D. ¡¡¡Grande Dragoi Bola!!! Banoa hemendik, zeru goian zehaaaar!!!! :-p

Iria Rodríguez dijo...

Yo sin ser dibujos animados me quedo con Barrio Sésamo. Es como otro nivel.

Lo que dices de la cutrez.... ahora mismo si me siento a ver Oliver y Benji me parecerían infumables. Mejor se quedan en el recuerdo....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...