26/8/14

¡Munich!

Munich engancha. Lo tiene todo: Belleza, arte, diversidad, cultura, historia, asfalto y zonas verdes... ¡y hasta un tiempo para todos los gustos (a ratos lluvia, a ratos viento, a ratos un sol radiante...)!. Munich tiene, como aquella otra ciudad en la que te dejas la silla, un color especial. Es como ese compañero de colegio aventajado, educado y favorito de los profesores pero que, lejos de resultar pedante, se convierte en el líder de la clase. 

¿Se nota que vuelvo enamorada? Ya os lo había contado: Alemania era una de mis asignaturas pendientes. Ésta ha sido la primera pero no la última vez que viajo al país teutón. No hay nada que no me haya gustado de la capital bávara: una ciudad top para visitar y seguro que para vivir. Próspera, limpia, educada, orgullosa, bonita, VIVA. 

Lo mejor de Munich es que tiene para ofrecer mucho más de lo que presume. Incluso con unas expectativas muy altas, la ciudad ha sido capaz de sorprenderme. ¿Cómo no? Si en cinco días ha unido arte, historia, belleza y ocio: Cumplí mi sueño de contemplar el espectacular e imponente castillo de Neuschwanstein, disfruté descubriendo la ciudad en bicicleta, sufrí y volví a aprender en Dachau y gocé con la gastronomía de la ciudad. Os confesaré que nuestras cenas muniquesas fueron a base de codillo como base principal, ¡día tras día! Aunque también catamos, cómo no, las famosas salchichas de la zona, la riquísima pasta alemana y los bretzel. Y, por supuesto, ¡weiß bier! Paulaner, Augustiner, Hofbrauhaus... =)

Improvisamos el viaje casi a última hora y ¡en coche! El trayecto realizado fue Irun-Annecy-Zurich-Münich-Constanza-Friburgo-Selva Negra-Irun; aunque en algunos sitios paramos sólo un par de horas. De Munich traemos muchos recuerdos pero sobre todo muchas ganas de volver. Os dejo algunas fotos de la ciudad, aunque podéis ver la galería del viaje entero en Flickr

Summer Festival en Olympiapark. ¡Munich! en Hitzen Mundua
Summer Festival en Olympiapark.
Deutsches Museum y el río Isar. ¡Munich! en Hitzen Mundua
Deutsches Museum y el río Isar. 
Castillo de Neuschwanstein. ¡Munich! en Hitzen Mundua
Castillo de Neuschwanstein.
Frauenkirche, la catedral de Munich. ¡Munich! en Hitzen Mundua
Frauenkirche, la catedral de Munich. 
Vistas desde el Englischer Garten. ¡Munich! en Hitzen Mundua
Vistas desde el Englischer Garten.
Vista de los Alpes desde la torre del ayuntamiento. ¡Munich! en Hitzen Mundua
Vista de los Alpes desde la torre del ayuntamiento.






19/8/14

El peso del sujeto

"Había vivido lo suficiente para sospechar eso que, pegado a las narices de cualquiera, se le escapa con la mayor frecuencia: el peso del sujeto en la noción del objeto". 
Rayuela / Julio Cortázar*
(libro a medio leer)


El peso del sujeto - Hitzen Mundua

El peso del sujeto - Hitzen Mundua

El peso del sujeto - Hitzen Mundua

5/8/14

Reto fotográfico julio

Y las semanas y los meses siguen volando y, mientras tanto, yo sigo sacando fotos. Una por semana como mínimo, ya sabéis... Os traigo las fotos de este mes, poquito a poco nos vamos acercando al ecuador del reto de 52 semanas. Los temas de julio han sido:

18. Arquitectura.
19. Trabajo.
20. Amarillo (éste está cogido con pinzas, lo sé, es lo que tiene que el tiempo se torciera antes de poder hacer más fotografías...).
21. Naturaleza. 
22. Manos (¡Y el modelo más bonito!).

Arquitectura - Reto fotográfico Julio - Hitzen Mundua

Trabajo - Reto fotográfico Julio - Hitzen Mundua

Amarillo - Reto fotográfico Julio - Hitzen Mundua

Naturaleza - Reto fotográfico Julio - Hitzen Mundua

Manos - Reto fotográfico Julio - Hitzen Mundua


Y aquí las fotos de marzo, abril, mayo y junio

29/7/14

20+10

Queridos veintidiez:

Ha llegado el ineludible momento: Nos hemos visto las caras y, por más que me cueste aceptarlo, nos toca ser compañeros de viaje por un largo tiempo. Parece mentira que hayan pasado ya 30 años de mi vida, que de golpe y porrazo hayan quedado atrás tres largas décadas de mi vida; aunque de la primera apenas guarde recuerdos. Estos últimos diez años han sido tan espectacularmente buenos que, por mucho que me digan que estoy a las puertas de una edad fantástica, se hace difícil de creer. Han sido diez años inolvidables, que han superado todas las expectativas, en los que he sufrido y caído pero también disfrutado y reído.

Hace diez años me hice una imagen mental de dónde quería estar al cumplir los temidos 30 y, afortunadamente, lo he clavado: Tengo una familia estupenda, los mejores amigos, el compañero de viajes ideal y un trabajo que me gusta. Y la vida, en general, sigue igual. Pero soy incapaz de plantearme cómo quiero que sea mi vida a los 40 porque intuyo que ésta es una década de cambios y os confesaré que los cambios me producen alergia.

Así que sólo me queda pedirte que seáis pacientes y benévolos conmigo. Debéis saber que cada año que pasa me vuelvo más nostálgica. Daría la mitad de lo que soy por poder revivir cada instante de estos últimos años, sabiendo que pisar las huellas que he dejado me devolvería el sacrificio realizado. Pero, en el fondo sé que, como decía aquella canción, "aro bakoitza ahaztezina dela"....



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...