21/4/15

En nuestro sillón

Ayer fue 20 de abril, o lo que es lo mismo, el día de los nostálgicos. Y precisamente en un ataque de nostalgia me dio por desempolvar -vía Spotify- lo mejor de la discografía de Celtas Cortos. Una no deja de sorprenderse (aunque lo cierto es que esa capacidad debiéramos haberla perdido hace tiempo ya) al escuchar 'canciones protesta' de hace varias décadas: Canciones atemporales que dejan en evidencia lo poco o nada que hemos avanzado, lo mucho que se siguen riendo de nosotros los que antes/ahora/después gobiernan y dirigen el rumbo de nuestras cada vez más pobres vidas. Nos llevan robando tantos años que cada vez lo hacen con mayor libertad, descaro y avaricia. Mientras, con un falso semblante de preocupación nos hacen promesas que no son más que insultos. Pero, claro, luego llegan las elecciones y una no sabe dónde meterse, si es que nos hemos vuelto más ingenuos o es que somos unos irresponsables... Viendo la de años que llevamos dejándonos pisar y previendo una nueva victoria de los 'neofranquistas' en las próximas elecciones... ¿no tenemos los políticos que nos merecemos? 



*Si en España el aumento del paro ya va por el tercer millón, cantaba Cifu...

14/4/15

El caloret

Este fin de semana hemos estado en Cabácerno y por algún pueblito bueno de Cantabria, bajo un sol de INjusticia y he regresado con la nariz chamuscadilla. ¡Ha hecho un caloret que ni en Valencia en plenas Fallas ;)! Por mucho que me guste que se acerque la época del año de poder salir a la calle en sandalias y sin medias, los primeros más de 20 grados del año me recuerdan que yo no estoy hecha para el calor. Por muchas cosas, como, por ejemplo (un, dos, tres):

Salir de la ducha y empezar a sudar. Salir a la calle y querer regresar a casa a darte una ducha. Salir a la calle, llegar a tu destino y querer darte una ducha. No poder dormir a media noche y querer darte una ducha. 
Querer raparte el pelo. 
Darte la crema de la cara y sudarla...
No tener fuerzas ni para dar dos pasos. Los dolores de cabeza que incrementan con la subida de temperatura. 
No poder quedarte cinco minutos más en la cama cuando suena el despertador porque ¡no estás agusto del calor con el que te has despertado!
No poder ponerme el reloj  anillos o el reloj porque se me hinchan los dedos, las muñecas. Despedirme de mis tobillos. 
Y el peor de todos: Vivir desde la primavera hasta el otoño pendiente de que de no se me olvide meter la pomada de la alergia a las picaduras de los insectos. LOS INSECTOS son lo peor de que suban las temperaturas, sin duda.

Aunque, con el año que llevamos, mientras no llueva... ¡que viva el caloret


















7/4/15

Colores

Haciendo gala de mi habitual incoherencia diré que es una gozada recibir a una prometedora primavera cuando una ha tenido un invierno, digamos, aceptable. 






31/3/15

Próximo destino, Berlín

La Habana es morriña, Roma es arte, Londres es acción. Toronto es alturas, Paris es belleza y Estocolmo, calidad. Estambul es magia, Manchester es fútbol y Liverpool, fútbol ylos Beatles. Munich es vida. ¿Y Berlin? ¿Qué será?

La Habana
Roma

LondresToronto

París
Estocolmo

Estambul

Old Trafford

LiverpoolMunich

24/3/15

Wish list seriéfila

Necesito diez vidas más para ver todas las series que quiero.  En el día a día apuesto casi siempre por algún que otro guilty pleasure pero voy haciéndome con una lista cada vez más larga de imprescindibles, una wish list de series que dosifico para cuando pueda dedicarles el tiempo que merecen. Como digo, es una lista interminable, tacho una y escribo cuatro nuevas. En este 2015 estaría bien poder ver, por ejemplo, estas cinco series:

Los Soprano: Por lo que he leído y oído tengo a Los Soprano por serie de culto y es precisamente eso lo que siempre me echa para atrás a la hora de verla: temo que no esté a la altura de las expectativas tan elevadas que me he creado. No obstante, no puedo posponerla más. Es una de las más grandes y sólo por ello, merece que le dedique mi tiempo. Supongo que a estas alturas de la vida ya todos sabréis que Los Soprano trata sobre la mafia. 

Black Mirror: En la oficina son un poco 'cansinos' con esta serie. Las buenas críticas, los comentarios oídos y el formato de la serie (tres capítulos por temporada de alrededor de tres cuartos de hora) invitan a ver esta serie que muestra el lado oscuro de la vida y la tecnología, si bien cada capítulo versa sobre una realidad distinta. 

The NewsRoom: Tengo infinitas ganas de ver esta serie pero nunca encuentro el estado de ánimo necesario para hacerlo, cosas de mi mente caprichosa. Y así, pospongo una y otra vez esta serie de la que oigo y leo hablar maravillas y que sé, antes de arrancar a verla, que me enamorará. Cómo no, si la serie se centra una redacción...

A dos metros bajos tierra: Empecé a ver esta serie hace muchos años, pero por motivos que no recuerdo -y no es que la serie no me gustara-, dejé de verla. Desde hace tiempo tengo pendiente arrancar de nuevo y verla entera pero sé que es una serie que necesita más atención, más continuidad y más 'ganas' que otras porque rara era un rato largo... O eso recuerdo yo. Dice wikipedia que la serie trata sobre una familia disfuncional que regenta una empresa funeraria. También dice que está considerara de las mejores series de la historia. 

The Good Wife: Una amiga mía es muy fan de esta serie. Ahora otra amiga se ha enganchado a ella y me la recomienda casi cada semana. Nuestra querida enfermera Carol (de ER) es la protagonista de esta serie a la que espero darle una oportunidad en este 2015 

No estaría mal repasar este post a finales de año y ver si he hecho los deberes... Por cierto, lo confieso: Aún no me he sentado a ver 'Ministerio del Tiempo'. Espero que de este mes no pase...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...